Posteado por: Diego Grillo Trubba | 13 mayo, 2008

Sonia 13: Fin de semana de perros (2)

Sábado 5 de abril (cont.).

Ok, el sexo.

***

Me acaricia la pija por encima del pantalón. Estamos de pie, en el comedor. Me besa el cuello, levanta mi remera. Sabe lo que me gusta. Comienza a pasar la lengua por mis tetillas. No sé si será un rasgo femenino, pero me encanta que me besen las tetillas.

Sin embargo, esta vez Ulises está sentado cerca de nosotros. Dejó de olisquear, y nos mira. No: “nos mira” no. Me mira.

Cierro los ojos. No puedo desperdiciar un polvo porque me mira un perro. Mejor dicho: no puedo desperdiciar un polvo porque me mira el perro que trajo la mujer casada con la que cojo, y que me lo va a dejar todo el fin de semana porque fue la única forma de escaparse del marido un sábado a la mañana. Cierro los ojos.

La mano derecha de Sonia 13 ya desabrochó mi pantalón, y se metió dentro del calzoncillo. La pija reacciona. No sé cómo, pero reacciona.

La mano izquierda de Sonia 13 me acaricia las cachas del culo. También me gusta.

Sonia 13 se arrodilla, la boca entreabierta. Rodea la cabeza de mi pija ya parada con los labios. Succiona. Me gusta.

Abro los ojos. Ulises me mira.

-Esperá -digo.

-¿Qué pasa? -separa ella la boca de mi pija, queda un hilo de saliva cual puente entre mi glande y sus labios.

-Vamos al dormitorio.

Vamos.

La desvisto. Le chupo las tetas. Gime. La agarro fuerte del culo, ella se inclina hacia atrás. Es bajita. Es liviana. La alzo, ella me rodea la cintura con sus piernas. Caemos sobre la cama. Me separo. Empiezo a bajar. Ella abre más las piernas. Saco la lengua, bordeo sus labios. Estamos en bolas.

De repente, escucho un jadeo que no es de Sonia 13 ni mío. Ulises nos mira desde la puerta del dormitorio.

De repente, me doy cuenta que estoy inclinado hacia adelante, el culo más indefenso que monja en la dictadura, y que Ulises está cerca.

Separo mi cara de la concha de Sonia 13.

-¿Qué pasa? -pregunta.

Me tiendo en la cama, boca arriba.

-Chupá vos -digo.

Lo hace. Lo hace maravillosamente bien. Hay instantes en que parece que me la va a arrancar. Pienso: ¿Ulises me querrá arrancar la pija, sabrá que me estoy cogiendo a su ama, que estoy haciendo cornudo a su amo, y querrá arrancarme la pija de un mordisco?

-Hoy vos arriba -digo, para evitar que mi culo vuelva a quedar expuesto.

-Buenísimo -sonríe Sonia 13.

Se sube. Monta. En un momento, se inclina hacia adelante. La tomo de la espalda, la atraigo hacia mí.

-Quedate quieta -digo.

Empiezo a bombear. Como tengo la espalda contra el colchón, puedo hacerlo fuerte, puedo multiplicar los gemidos de Sonia 13, los gritos de Sonia 13.

Acabamos a la vez, y cae rendida sobre mi pecho. Me acaricia el rostro.

-¿Cómo no iba a querer verte, si cogés como un tigre?

“Como un perro”, querría decirle. Igual, hoy no hicimos perrito. No daba.

***

En la puerta del edificio.

-Cuidalo, eh.

-¿Segura que no muerde?

-Es un santo. Como vos. Vas a ver que se llevan bárbaro.

-…

-Y pensá que mañana cuando lo pase a buscar podemos coger de nuevo.

Me besa.

Y se va.

***

Regreso al departamento. Apenas cierro la puerta, noto que Ulises me mira. Y gruñe.

Anuncios

Responses

  1. Relato fuerte si los hay! jajaa
    Esta escena del perro me persigue; el sábado vi en:”La lengua de las mariposas” a un tipo que, cansado de que los ladridos y el rol de fisgón que tiene el perro que está presente cada vez que tiene sexo con la dueña, lo termina matando.

    Guarda que si el marido sospecha capaz que porta alguna camarita, guarda 🙂

  2. Vos estas completamente loco, man!

  3. Una entre mil, ¿cámara? ¡mierda!
    La maga, puede ser.

  4. Já, sí, estás un poco loquito. 🙂

    Ya que Fedet hace comentarios misóginos, yo voy a hacer uno anti-hombres (no sé el término).
    ¿Será verdad eso de que los hombres tienen DOS cerebros (uno está entre las piernas), pero uno predomina, y cuando gana ese se anula el otro?

    Igual, en el fondo, está bueno que cuando lo va a buscar se ven de nuevo. Pero podría haberte pedido que lo lleves vos a la guardería como dijeron en un comentario, eso sí.

    (el título me avisó un poco lo que iba a pasar). Ah! el título de la Isla de Lost me hizo cagar de risa, me imaginé el tubito volando y todo.

  5. Margot, estoy ofendido.

  6. Lo que se puede llegar a hacer por un buen polvo!!!

  7. Y te dejó una bolsa de alimento? lo que lastran estos perros!! Ya si tenés que ponerte vos con eso, roza el sexo pago… mmmm… demasiado complicado para sexo pago, no?

  8. Aldana, eso y mucho más.
    Tulip, esa parte no la conté. Le convidé pizza.

  9. Increíble! esto no pasó , me niego a creerlo….

  10. jaja! Qué bajón! Ahora tenés que convivir con el perro! Espero que no te enchufe el perro todos los fines de semana! Beso!!

  11. que presión!!!, ya se que estabas ocupado, pero, podríais haber guardado al perro antes de hacer nada!.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: