Posteado por: Diego Grillo Trubba | 9 marzo, 2008

Sonia 13: Gajes del oficio

(aclaración: prometí tiempo real, pero la historia comenzó hace unas semanas, por lo que pisaré el acelerador en los posts hasta llegar al tiempo presente)

Miércoles XX de febrero

Desde hace unos meses, trabajo de periodista. No está mal. Casi diría que me gusta. Las condiciones podrían ser mejores, pero mi vida podría ser peor. No es un mal punto de equilibrio. Estudié, entre otras cosas, economía, y sé muy bien que el punto de equilibrio es ansiado. En psicología, el equilibrio es ansiado. Para un acróbata, hacer equilibrio es algo de vida o muerte. Cuando alguien enloquece, se dice que está desequilibrado. Entonces: estoy en un punto de equilibrio. Precario, pero no me voy a ir por las ramas con la precariedad o no termino más.

Me desempeño en la sección espectáculos de un diario. Siempre me gustó el cine, a veces me gusta la televisión. El teatro, bueno, estudié para actor (si es que por estudiar puede entenderse el asistir a esos talleres pedorros donde lo único que importa son los ejercicios de relajación para franelearse con las compañeritas bajo la excusa de “somos muy intensos, no sentimos nada”), pero nunca me convenció. Lo que siempre me gustó es entrevistar. Charlar con alguien, dejarlo que hable. Estudiarlo, anticiparme. Que quede a la vista su forma de pensar, esa que se trasluce en pequeños detalles. Para eso estudié sociología. Bueno, no para eso, pero eso es lo que más rescato de mi paso por la facultad de ciencias sociales.

En el trabajo me encargaron una entrevista con una actriz. Una de esas que están buenas, que generan que el resto de la redacción -el resto de la redacción que tiene confianza conmigo- me cargue, me pregunte si me voy a sacar fotos con ella, si me concentraré. Obviamente, antes de la entrevista fantaseo con qué puede pasar. ¿Y si ella durante la entrevista se siente repentinamente atraída por este periodista barbado (me dejé la barba para ser buen periodista), con rulos estilo porra (ídem), camisa manga corta (ídem) y jean (ídem)? ¿Y si en un momento de la entrevista ella estira la mano, presiona el stop del grabador y me zampa un beso?

Enseguida vuelvo a la realidad. Es imposible: contra lo que podría suponerse, una entrevista no es un espacio íntimo. Voy acompañado del fotógrafo, y la entrevistada suele estar acompañada de su agente de prensa o el del canal. Los prenseros, todo un tema. La prensera de la actriz es bastante arisca. Me la hizo difícil, por así decirlo. Dijo que no tenía espacio en la agenda, pero no le creí: si le creés a un prensero, vas muerto.

La prensera nos recibe a mí y al fotógrafo, nos dice que la actriz espera en su camarín. Trago saliva. La actriz me espera.

La entrevisto. Es un desastre. Me pierdo en las preguntas. Miro sus ojos verdes y me olvido de lo que sigue. Apoyo la cabeza en la mano para al menos parecer inteligente. Mudo, tartamudo, imbécil, pero con apariencia intelectual. Ella responde, en un momento se ríe ante un chiste que hago (el chiste es malo y ella se ríe, o quiere salir bien parada en la nota o le gusta este mudito pelotudito). Luego, las fotos.

El fotógrafo es de los lentos. Se toma su tiempo. La actriz posa, pregunta cómo prefiere que se ponga. Yo miro. La prensera mira.

-Buena entrevista -dice la prensera.

La miro. Es como si recién me diese cuenta de que está ahí. Tan pendiente estuve de la actriz que no reparé en esta mina de unos treinta años, bastante elegante -pollera, sandalias, una remerita que deja su espalda a la vista-. Atractiva, decididamente. Y esta mujer acaba de decirme que la bosta que llevé a cabo es una “buena entrevista”.

A partir de acá, lo irrelevante. Frases. No diálogo: frases. Ella tantea, yo también. Un rato.

El fotógrafo sigue en lo suyo, y de repente agradezco que sea lento.

Termina, luego. La actriz nos saluda con un beso. La prensera también.

Regresamos al diario en taxi. El fotógrafo dice que la actriz estaba de mal humor. Yo no digo nada. Pienso en otra cosa.

En un momento, mensaje de celular. Leo:

“En serio, buena entrevista”.

Ella tenía mi número de cuando pautamos la nota. Yo tengo el de ella.

Tecleo sin decirle nada al fotógrafo. La frase es “para convencerme, tenemos que tomar un café y hablarlo”.

Ella dice “¿mañana?”.

Yo digo el lugar.

Sí, será mañana, pero ya hoy sé que se trata de una Sonia.

Sonia 13.

Anuncios

Responses

  1. ¿Ya una Sonia? Espero que no sea del mismo estilo que la o4 porque sería estar haciendo equilibrio en la cornisa.
    Muero de curiosidad por saber quien es la actriz, una pista, por favor…

  2. Muy buena la historia. Yo soy periodista pero no lo ejerzo en un medio, lo hago en mi vida. Me gusta conocer historias cada que salgo a la calle. Cuando lo consigo me siento poderosa, o algo así, parecido.

    Saludos 😉

  3. Uy, pinta interesante esta historia…

    En cuanto a tu nuevo trabajo, mirá si algún día tenés que entrevistar a Andrea Pietra!

  4. ¿ la prensera tiene algo que ver con tu post anterior?

    Ya sé que no, pero me pareció divertida la casualidad.

  5. Sabía que en algun momento me iba a poner al día pero ni me di cuenta que había llegado, venía leyendo cuando queria todo lo que queria y ahora no hay siguiente, tengo que esperar para leerte… y en cualquier momento me va a pasar lo mismo con Lost (estoy viendo la 3 temporada) y tambien voy a tener que esperar y ver solo un capitulo por semana.
    Menos mal que ya me quedan pocos días con tanto tiempo libre, nunca pense que iba a decir eso!

    Es la primera vez que dejo comentario, me entretienen mucho tus historias, como las contas. Ahora me toca esperar a ver que pasa con esta nueva Sonia, que es actual pero ya es Sonia?
    Te dejo un beso, Elemental.

  6. Suena muy promotedora la historia. Estoy con los nervios de punta.

    Abrazos

    🙂

  7. ¡Qué emoción! Extrañaba estas historias de Sonias. Ya tengo mi novela de todos los días para leer en la oficina…

  8. ¡Qué emoción! Extrañaba estas historias de Sonias. Ahora ya tengo mi novela diaria para leer en la oficina… Welcome back!

  9. vas a tener que re-definir el concepto de Sonia. porque hasta yo tenía entendido, una Sonia solo era cuando era una historia pasada.

  10. Muy buen comienzo! En general leo tus entrevistas, estoy intentando acordarme quien es la actriz y no puedo.

  11. Ya por la 13?? esto no parece el diario de un perdedor.

  12. Tremenda Sonia!

    Te sigo…

  13. CHAN Elemental! Donde puso el ojo puso la bala!

  14. Coincido con María. Yo tenía entendido que una persona catalogada como Sonia ya no tenía chances. Cambió el concepto?
    Igual estoy feliz de que haya comenzado otra historia así me saca de la rutina laboral.
    Exitos, Elemental!

  15. ¡Cómo me gusta cuando escribís estas historias!
    Cuando escribís historias.
    Cuando escribís.
    Odio que no haya libro de sonia04.

  16. Buenísmo. Se extrañaban tus relatos!!!
    Tengo mil preguntas:
    ¿Cómo es eso de que el día en que la conocés, ya sabés que será una sonia?
    ¿Tu jefa actual (creo recordar que es mujer) sabe de este blog?
    ¿Sonia 13 sabe que ya es una sonia? y por ende, ¿sabe que sos el autor de este blog?
    ¿Sabremos algo sobre las o6/12?

  17. Excluyendo a la 08, a quien ya conocemos en detalle

  18. Como fedet, también leo tus entrevistas. Y también estoy tratando de recordar quién era la actriz… pero que la leí: ¡la leía!

    Redefinir el concepto de “sonia”, te piden por ahí. Esto se está poniendo más que bueno.
    Saludos!!

  19. Por ahora me gustó, esperemos que no se transforme en una bruja.
    Qué pasó con sonia 09, 10, 11, 12? Qué intriga!!
    Saludos

  20. Qué buen comienzo! Qué buenas todas las preguntas que provoca eso de “tiempo real”!
    Y confieso que cuando leí “prensera” pensé lo mismo que Curda Floja…

  21. Romina, sólo te diré que una vez estuve a punto y la nota se cayó.

    Curda, no entendí lo de la prensera.

    María y otros, el concepto de Sonia, como todos, es relativo. Esto es un blog, y las reglas de juego pueden cambiar, y que cambien es parte de las reglas de juego.

    Anónima, ya saben dónde presionar.

    Violeta, las preguntas se irán respondiendo en el relato.

  22. Volviste!
    Que emoción.

    Si de entrada sabías que iba a ser una Sonia, mi pregunta es la siguiente: seguiste para poder escribir en tiempo real? a modo de experimento?

    O albergabas la ilusión de que pudiera salvarse de ser Sonia.

    Saludos

    Pd: siempre me cayó mal el nombre Sonia, ni hablar desde que leo tu blog.

  23. Che, no estoy de acuerdo con el tema del equilibrio…. en fisica el equilibrio es cuando la suma de las fuerzas suma cero, es decir… la muerte.

    Tal vez ahi este el error… en buscar ese amor para el equilibrio, cuando en realidad surfear sobre el caos es el jugo de la vida… 😀

  24. Sólo te quiero decir que leí tu blog hasta acá cual frenética adicta a tus historias, casi como si fuera LOST (dentro de lo que me lo permitieron mis actividades diarias; tardé una semana más o menos, y no quiero que se acabe la lectura o tener que esperar ansiosa un post), y noté –basada en mi humilde criterio– un imponente desarrollo de tus dotes como escritor. La gran diferencia se notó en los últimos posts de Sonia 00.
    Eso.

  25. No me creo que haya llegado a Sonia 13, lo dejo aqui, lo retomo mañana o el jueves.

    Tu que eres un poquito supersticioso, ¿no tienes problemas con el 13?…

    Qué poderosa energia de galanteo.

    Yo, como Margot, también me volví adicta a tu blog, aunque no es con el primero que me pasa, pero no me pasa con cualquiera.

    ¡Un abrazo!

  26. Igual como que esquivaste el bulto de las sonias 06, 07, 09, 10, 11 y 12.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: