Posteado por: Diego Grillo Trubba | 18 julio, 2007

Sonia 00: Coronados de gloria

Hay momentos que se relacionan íntimamente con la gloria.

Suele afirmarse que alguien es feliz o infeliz. Es una deformación del idioma inglés, de las malas traducciones de los manuales de autoayuda. En el idioma inglés no hay diferencia entre ser y estar, todo se remite al to be. Para alguien cuya lógica se rige por una estructura lingüística semejante, quien está es. Un momento es síntoma de un contínuo espacial. Un segundo es igual a una vida. De la misma forma, un segundo de infelicidad es una amenaza para toda la existencia de una persona, de su ser, pues ese segundo de infelicidad implica, lingüisticamente, que el período que va desde su nacimiento a la muerte es la infelicidad. Por eso, creo, tanta insistencia enser ganadores, en esa clase de culturas, por eso la espada de Damocles ante un fracaso. Quien gana es un ganador, quien pierde es un perdedor. Su vida se jugó en un instante -por lo general, en la adolescencia, ahí se determina, en ese momento, en ese suspiro, si esa persona es ganadora o perdedora, es decir si la sociedad se brindará a hacerla feliz o infeliz-. Nosotros, los latinos, tenemos una lógica distinta: ante lo mismo, decimos que alguien está en una racha ganadora o perdedora, no que es un ganador o un perdedor. Hay situaciones diferenciadas de esencias. Alguien que está triste una semana no es, necesariamente, un infeliz. Lo cual implica, por suerte, que podemos permitirnos no exhibir felicidad en forma constante. Son, lo sabemos por estructura del lenguaje, momentos. Y, por lo tanto, momentos en que no.

Algunos momentos que uno identifica con la gloria.

Maradona la recibe en la mitad de la cancha, domina la pelota, gira, esquiva a un jugador inglés, cambia la velocidad, esquiva a otro jugador inglés, zigzaguea, esquiva a otro jugador, y a otro, ya avanza a toda velocidad, el arquero sale como puede -el arquero es, por su lengua, en esa escena, un perdedor-, y es gol. Y es la gloria.
Los extranjeros -en especial los no latinos- no captan nuestra pasión por algo como los deportes. No captan nuestros mayores apasionamientos, nuestros fervores desmedidos. No comprenden que el fervor, la gloria, se relaciona íntimamente con que se trata de un momento, que lo identificamos como momento, que lo sabemos efímero y por eso nos aferramos a él, lo degustamos.

Una persona que nos interesa nos devuelve la mirada. Esa mirada. Eso, es un momento de gloria.

Vamos a comprar algo para lo que ahorramos durante tiempo, vamos a disfrutar de un sueño -pequeño, empírico, electrónico- luego de pasar privaciones. Eso, es un momento de gloria.

Los momentos de gloria suelen estar acompañados de silencio, a nuestro alrededor. O, mejor dicho, de sonidos intrascendentes. Intrascendentes porque, para nosotros, ante la gloria, suenan violines, fanfarrias. Y vuelan palomas, y el sol sonríe, y el cielo se limpia, y la noche se tiñe de suavidad. Eso, es un momento de gloria.

Me estoy bañando.
La ducha, el agua débil de la ducha -poca fuerza, poca contundencia porque se trata de un último piso-, choca contra mi cabeza.
Me entra shampoo en los ojos.
Inclino la cabeza hacia abajo, restriego los ojos.
Al abrirlos, miro para abajo.
Miro, para abajo, mi cuerpo desnudo.
Y veo los pies.
Y la panza se ha reducido de forma tal que vuelvo a verme la pija.
Luego de semana y pico de dieta, vuelvo a verme la pija sin tener que meter panza.
Veo, entonces: los dos pies y, en el centro, más cercana, la pija dormida.

Eso, es un momento de gloria.

Anuncios

Responses

  1. clap, clap, clap

  2. Fedet,

    grazie.

  3. Me sentí igual cuando me puse por primera vez un vestido que me regaló una amiga. Cuando lo vi por primera vez pensé que nunca jamás me hubiera podido poner eso sin vaselina… Cuando me lo puse y me quedaba perfecto sentí eso: La gloria!
    Felicitaciones, esos logros se guardan toda la vida…

  4. Gran reflexión, glorioso Elemental. Auguri!

  5. Son esos momentos en que dan ganas de gritar “la puta que vale la pena estar vivoooo”

  6. Muy lúcida la diferencia entre ser y estar.
    ¿Tanta panza tenías o fue un recurso poético?

  7. Opineitoress,

    sí, es de eso que no se puede pagar con Mastercard.

    Meki,

    grazie.

    Fedet,

    y creo que lo grité, en la ducha.

    Anónima,

    ojalá hubiese sido un recurso poético. Cuando dije que estaba gordo, desagradable y que no podía resultarle atractivo a nadie, no mentía.

  8. Bueno, bueno ya pasó y ahora seguramente estás bonito.
    La panza es de esas cosas que se curan.

  9. por no estar comprometido con la causa K? con el progresismo?

  10. Los castigos no me gustan y me cuesta que me enorgullezcan, pero hay enemigos, gente que no me quiere nada, nada de los que sí estoy orgullosa.
    ¿Mucho te castigan?

  11. Anónima,

    ahora estoy hermoso.

    Fedet,

    no necesariamente. Trabajo en una dependencia cuyos directores quieren tratar como empresa privada, por lo que -como su formación en manejo de personal se reduce a dos o tres cursos ad hoc- tienen lógicas como las de “ponerse la camiseta”, “pertenecer a la organización”, etc. Obviamente, soy de los que se pasan por las bolas todas y cada una de esas intenciones, y no lo escondo. De ahí el castigo.
    en relación a si es por no ser K, he aquí un hecho curioso: ambos directores son férreos opositores (en los diálogos privados) al kirchnerismo, aunque cuando se cruzan con los subsecretarios y secretarios se muestran más K que el Kimono.

    Anónima,

    no me enorgullece el castigo, sino que el castigador -ese castigador- decida castigarme.
    el castigo consistió en que, por lógica sindical, se le había dado un 15% de aumento a todos los contratados para adecuar salarios al índice de inflación. A todo el mundo le dieron eso, aunque los directores aclararon que ellos habían solicitado ejecutar castigos. Plural generoso, dado que fui el único. A mí me aumentaron el 8%, es decir menos que la inflación, es decir que me redujeron el sueldo.
    pero como digo en estas jornadas: el día del amigo, yo tengo a quien ver.

  12. Ah, entonces decíamos lo mismo, el castigador, el enemigo… es igual.
    Asi que hermoso, mirá vos.

  13. Anónima,

    sí, hermoso. Recuperé parte de barriga, pero ayer me dijeron que las mujeres prefieren una barriga digna que una tabla de lavar la ropa.

  14. O un Laverap. O un lavarropas. Cualquier cosa antes que la tabla de lavar.

  15. Hay pancitas que son una delicia.
    La tabla de lavar suele llevar detrás a un señor que mira taaanto la tabla de lavar que no la ve a una más que cuando una mira la tabla de lavar…muy aburrido.

  16. Meki,

    lo tuyo no sé si apunta a lo estético o a la vagancia como ama de casa.

    Anónima,

    puede ser. De todas formas, el lunes empiezo (siguiendo los designios de la Actitud Rinoceronte) una dieta casi líquida, así llego diez puntos a la presentación de “En celo” y a una lectura de Alejandría.

  17. Dale nomás a la dieta que hay una diferencia sustancial entre “pancita” (en general relacionada con cierto desgano para la actividad gimnástica) y barriga.
    Hermoso y sin barriga, una maravilla.

  18. El tiempo que se ahorra en el lavado, se emplea agradablemente en otras cosas.
    Barriendo, por ejemplo.

  19. Anónima,

    una maravilla, entonces.

    Meki,

    ah, así pues sí.

  20. Nunca entendí ni compartí lo de “ponerse la camiseta”, cuando te tienen que echar no hay camiseta que valga. Ellos tienen la obligación de pagar un salario justo, nosotros de trabajar responsblemente. Un contrato más Listo.

  21. Lo leí ya un par de veces y me gustó mucho, bien por el relato del instante de gloria

    por lo del castigo, hay enemigos que me honran diría mi nonno

  22. Fedet,

    Lo de ponerse la camiseta, cuando hay asimetría de poder y no una cooperativa, es una forma de engañar giles.

    Emma,

    gloria al nonno, también.

  23. si, tal cual. pancita digna.

  24. Jade,

    trataré de honrarla, entonces.

  25. Me sacrifico por mi cuerpo (tengo el mejor culo de todos), ergo: tabla de lavar la ropa. Si me gusta mucho por otras razones, puedo ceder, pero si es una relacion… no se por que (en plan sonia04, nada mas lejos de mi) siempre terminan en el gym.

    Igual, que el ideal (mi sonio, por decirlo) viene entrenado y marcadito. Si, me gustaria que leyera mas… pero todo no puedo pedir.

    (vengo sin tildes hoy, lo siento)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: