Posteado por: Diego Grillo Trubba | 23 mayo, 2007

La peor cita de tu vida: La Otra Neurótica (2)

En la mitad de la noche, La Rubia y yo vamos al baño. Conversación de mujeres:

¿Y? ¿Qué te parece Augusto?

Y… no es feo, pero no me habla.

Lo que pasa es que es tímido, pero vas a ver que en cuanto se suelte te vas a morir de risa, es muy divertido y muy inteligente, a mí me hace morir de la risa. Pero bueno, si no te gusta, no te gusta y punto.

La verdad que no, no me gusta, qué se yo, igual no lo conozco.

Vos a él le gustaste.

¿Cómo sabés? ¿Te dijo algo?

No, pero me di cuenta por cómo te mira.

…..


Volvemos a la mesa. La cosa empeora. Vamos a jugar al pool (dentro del mismo restaurante top). A esta altura de la noche, La Rubia ya había discutido con su novio, por lo cual la situación se volvió extremadamente incómoda: mi amiga no hablaba con su novio (no hace falta describir la cara que tenían ambos), el amigo del novio de mi amiga no me hablaba; ni Augusto ni yo sabíamos qué hacer para remontar la noche.
Por suerte todo termina, y Augusto me llevó hasta Ituzaingó (sí, leyeron bien, manejó una hora y media, en plena madrugada, para llevar hasta su casa a una completa desconocida). La Rubia y su novio nos acompañaron en el auto. Llegamos, saludé y entré a mi casa. Pensé que la había pasado horrible, pero realmente valoré el gesto de Augusto.

Como si hubiera hecho caso omiso de esta experiencia, en un tiempo volvería a salir con Augusto…

(continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: