Posteado por: Diego Grillo Trubba | 9 mayo, 2007

Sonia 04: A buscar

Martes 13 de febrero de 2007.

Estoy hecho mierda.

Llego al trabajo, y voy directo al escritorio. Me dejo caer. El Flaco, la Nena y Voz Nasal me rodean, me preguntan qué me pasa. En verdad, preguntan “qué pasó ahora”. Y hacen referencia a que ayer, cuando nos despedimos, yo estaba con los planes de vacaciones, con mis mapitas. Les cuento brevemente. Esta vez hay una diferencia: cuento más. Cuando hablo de las confesas y publicitadas infidelidades de Sonia 04, de su aventura con un tipo casado durante dos años, de que salió con el mejor amigo -ex amigo, después, supongo, aunque nunca lo pregunté- de su ex, me pregunta para qué seguí saliendo. Lo mismo cuando cuento su voluntad de ser ella la que demarque los ritmos de la relación, de los llamados, de los besos. Ni que hablar cuando cuento las intervenciones de sus analistas -¿cómo SUS analistas? ¿por qué no una? ¿y las dos le decían lo mismo? ¿una la mandaba a tirarse las runas y la otra le hacía leer la borra del café?-, y cómo las seguía a rajatabla. La pregunta que me hacen es la misma que me hago, que me atormenta: por qué seguí. Qué hay en mí que me hizo seguir con ella. Qué hay en mí que me hizo seguir con eso.

Miro avisos clasificados. Señal de alarma: los alquileres, pese a la publicidad oficial, aumentaron incluso en relación a diciembre, cuando buscábamos con Sonia 04. Ni siquiera hay departamentos dignos, que merezcan ir a verse. Mierda.

Me encuentro con el Preceptor. Hace tiempo, que no nos vemos. Nos saludamos, inusual en nosotros, con abrazo. Él ya está más o menos al tanto de la ruptura, de la necesidad de mudanza.
En un momento, me dice:
-Pero por lo que me contás ni vale la pena que la llames por su nombre, es un monstruito que cuando se dé cuenta de lo que hizo se va a agarrar de la cabeza, se va a tirar de los pelos de la concha.
Pronto, ni siquiera pensaré en ella en términos de su nombre real. Pronto será sólo Sonia 04. Una Sonia más. La peor, probablemente, pero una más.

En su escritorio, Julio Grondona tiene un cartelito que dice “todo pasa”. Y tiene razón.

Anuncios

Responses

  1. uhhhh! eso de “los pelos de la…” fue muy gráfico y muy… doloroso!! y después me dicen “delicada” a mí! ja

  2. Marina,

    el Preceptor es algo así como la colección completa de “El Gráfico”.

  3. todo pasa
    ése es mi lema también

    salutec

  4. Emma,

    siempre lo digo. Todo pasa. Lo bueno es que lo malo pasa. Lo malo es que lo bueno también pasa.

  5. No se francamente por qué te torturaste tanto tiempo … increíble que haya semejante loca suelta…
    Si te sirve de consuelo, yo tuve un Sonio… creo que por eso te leí.

  6. Che, Elemental, quizás lo que voy a decir sea cualquiera porque puede ser que, simplemente, no lo hayas incluído en el blog, pero…
    Siempre corren tus amigos a socorrerte, siempre les caés con problemas. Nunca parecés ofrecerte como apoyo vos. ¿Sos el amigo-víctima del grupo o es que falta la otra parte de la historia nomás? ¿Sos como un Sonio 04 que le gusta ponerse en el lugar de la víctima? Saludos.

  7. Mperrone, creo haber sido bastante explícito con mis defectos, a esta altura. Creeme esta virtud: soy un gran amigo. La otra parte falta porque ellos me lo pidieron.

  8. Al comenzar esta odisea internauta estabas solo, unido a tu clara necesidad de ser amado y de amar (y sin dejar de lado a tu neurosis) dan como resultado 5 meses de convivencia con Sonia 04, no hay más, lo sé de buena tinta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: