Posteado por: Diego Grillo Trubba | 6 mayo, 2007

Sonia 04: Freddy Krueger siempre vuelve (y 4)

Suena el timbre. Miro por el visor, es Sonia 04.
-Ya bajo -digo.
Y bajo. Como si ver a Sonia 04 fuese, siempre, bajar.

Una vez que llego a la puerta, la saludo con un beso en la mejilla. Ella se separa y se queda de pie, me mira. Varios segundos. Luego se acerca y me abraza. Se separa con una sonrisa de misión cumplida. Sí, se lo deben haber dicho Malena o Gaby, sus analistas suplente y titular, pienso, aunque recuerdo que Gaby está de vacaciones, así que tiene que haber sido Malena. Vaya uno a saber qué le dijo a Malena, para que le aconsejara algo así como encontrarse para darme un abrazo. Vaya uno a saber qué significa un abrazo, para Malena. Y para Sonia 04. Y para mí, que me siento incómodo. Que siento miedo.

-¿Vamos a tomar algo? -propone Sonia 04.
-Bueno -digo.

Caminamos por José María Moreno, doblamos en Pedro Goyena y caminamos hasta Puán. Hay un bar abierto. En el trayecto, hablamos de nimiedades. Me pregunta por mi visita al diario, me pregunta por el Rivotryl, me confiesa que ella también lo está tomando. Esas cosas.

Nos sentamos uno a cada lado de la mesa. Sonia 04 comienza un monólogo que, se nota, estuvo practicando:
-Quería decirte que te quiero mucho. Lo que siento por vos fue como una escalera -no aclara si ascendente o descendente-. Sos un gran tipo, alguien a quien admiro, que se bancó cosas muy duras y sin embargo siempre salió adelante. Me gusta que escribas, que a veces transformes tu dolor en escritura. Me gusta todo, de vos, y no quiero perderte. El otro día, cuando te veía llorar, cuando te escuché decir que no querías vivir más porque el dolor era mucho, me quería morir. Yo no te quiero hacer eso. Yo te quiero hacer bien, y creo que podemos estar bien. Lo tenemos todo: trabajos donde ganamos bien, un buen departamento, ganas de formar una familia, respeto por el otro. Lo tenemos todo, y no quiero perder esa oportunidad que los dos nos dimos cuando nos conocimos. Te extrañé muchísimo, estos días, me despertaba a la noche y me faltabas. No quiero que faltes en mi vida. No quiero.
Su tono es pausado: el Rivotryl hace esas cosas. El que yo me tomé, antes de bajar, me ha dado un poco de sueño. Siento mis sentidos aletargados, y quizás sea por eso que escuchar a Sonia 04 decir todo esto me ablanda, me hace bajar las defensas, me hace olvidar la promesa que me hice cuando quedamos en encontrarnos: no me arreglo con ella, no puedo ser tan boludo.
-Pero no entiendo -digo-. ¿Qué es lo que querés?
Ella sonríe, triunfal, como si hubiese esperado esa pregunta toda la noche.
-¿Qué quiero?
Se pone de pie. Camina alrededor de la mesa, se sienta junto a mí, me toma de las manos.
-Esto, quiero.
Y me besa.

Caminamos hacia el departamento, esta vez tomados de la mano.

Subimos. Lo hacemos. Bastante mal. Cuando acabo, no sé si por el Rivotryl, apenas si puedo mantener los ojos abiertos. Entreveo, sí, que Sonia 04 se levanta de la cama y se viste.
-¿Qué hacés? -pregunto con voz pastosa.
-Voy a dormir a mi casa -dice.
Termina de vestirse. Me da un pico.
-Te quiero mucho -dice.
Y se va del cuarto. No me levanto de la cama. Escucho la puerta del depto que se abre, y luego se cierra.
Y me quedo dormido.

Anuncios

Responses

  1. Elem, con el tiempo aprendí a admirarte y casi diría apreciarte. Pero eso no quita que, cuando contás cosas como esta, quiera darte un par de bifes.

  2. Satán,

    probablemente, a veces no me vendrían mal. De todas formas, estoy anticoagulado, así que resulta imposible.
    igual, a fuerza de elogios te nombro mi fan número 1 (aunque Fede está entre los primeros que descubrieron el blog).

  3. Pobre Elemental, no te queda otra que seguir ssufriendo. Así es el amor, tan poco racional.

  4. Me guardo mi orgullo y reconozco la grandeza de Satan, fede, antisonia, discresonia y por supesto lolamaar. Todos comentaristas de la primera hora.

    Freno mis pensamientos malignos y quiero que se acabe el blog. Que no falles nunca mas con una Sonia y que tu ficción que es muy buena también, nos siga manteniendo al hilo como hasta ahora!

  5. Serena,

    vos lo dijiste. A seguir.

    Clarita.

    es también mi deseo.

  6. gracias por ese reconocimiento

    llegar ptrimero igual no es mucho merito
    es mas a algunas las desepciona jaja

    y el post de hoy era para aplicarte un correctivo

  7. ¿Pero la hija de puta culminó la noche yéndose a su casa?
    Aún hablando desde mi ser hombre, puedo decir que jamás me hubiera ido.

  8. esto es mejor aun que una montaña rusa, porque yo ya venia en caida y nooo!!!! habra una peor!
    igual, apartandome de lo que me encanta tu relato, me duele ver como vas a caer, me duele saber que cuando un o esta en esa situacion no hay amigo ni consejo que valga.
    por otro lado, este mujer es un peligro! si algun dia voy a analizarme te doy el nombre y tu me dices si es ella, para no ir, que peligro!

  9. Y quién no pasó por una de esas noches, la guardia baja, todo el resto…

    vade retro sonias/os del mundo!

    saludos

  10. Fede,

    siempre serás el primero.

    Crab,

    sí, culminó la noche yéndose a su casa. Lo cual era un dato de lo que estaba por suceder y, como de costumbre, no vi.

    Colombiana,

    quedate tranquila, que no trabaja en Colombia.

    Emma Peel,

    ojalá esas noches no existieran, no?

  11. yo no vivo en Colombia

  12. Colombiana,

    bueno, entonces dime qué preparaga tienes y te diré si estás en riesgo o no…

  13. Sos un pito para Sonia… un pito y nada mas… y asi se despide de tu pito “Te quiero mucho”…

    dije muchas veces la palabra PITO o me parece??

    besos!

  14. Tan Freak,

    al menos esta vez no me puteaste. Eso sí, me pitiaste.

  15. sori, pero si para sonia 04 elemental es un pito, para él ella no parece ser más que lo que tira más que una yunta…

  16. Marina,

    siempre tan delicada.

  17. Sí, la verdad.
    Yo me abstengo de comentar a veces para no decirte “no podés ser tan bolú”, pero como se lo diría a un amigo, y como no sos mi amigo te puede sonar mal. Pero digamos, a ver, que tenés que superar ciertas idealizaciones infantiles del amor que te hacen sufrir.
    Un abrazo des-soniado.

  18. Luisette,

    abrazo aceptado.

  19. Bueno, en tu defensa puedo decir que estabas drogado. Eso pasa por automedicarse…

  20. “respeto por el otro”
    Esta mina es genial. Me dieron hasta ganas de conocerla, te juro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: