Posteado por: Diego Grillo Trubba | 26 marzo, 2007

Sonia 04: Instrucciones acerca de como NO preparar un viaje

Sábado 11 de noviembre de 2006.

Por suerte, hoy no viene la alumna que quiere escribir el Harry Potter argentino. Puedo despertarme sin despertador, lo que no implica que sea mucho después que lo usual: mi cuerpo se acostumbra a las rutinas. Aprovecho que Sonia 04 sigue durmiendo y veo el último capítulo de “Lost”, que el eMule terminó de descargar en mi viaje -por eso no corto la luz en estas ausencias, más allá de los peligros que implique-: es fantástico, como de costumbre, reformula todo lo narrado hasta el momento sin traicionar al espectador, sin estafarlo.

Sonia 04 se despierta cerca del mediodía. Le preparo el desayuno, y mientras lo tomamos en la cama le pregunto, como al pasar, a dónde quiere ir de viaje conmigo. Es, en verdad, una pregunta formal, una de esas preguntas en las que uno supone que le repreguntarán a dónde quiere ir para compatibilizar los gustos. Sin embargo, Sonia 04 contesta rápidamente:
-Mar de las Pampas. Una cabaña en Mar de las Pampas.
Yo asiento, digo dale, bueno. Había pensado en San Pedro, alguna hostería, pero bueno, parece que ella ya lo tiene más o menos decidido. Le comento acerca de alguna otra posibilidad.
-¿Para qué? -pregunta-. Si Mar de las Pampas es hermoso, yo estuve de pasada con Hernán…
Una vez más, recordatorios. Trofeos. Hago como si no hubiese escuchado.
-Él no me dejó comprarme un biombo para el consultorio -dice Sonia 04.
-¿Qué?
-Nada, yo estaba eligiendo y él me dijo que teníamos que irnos, que no perdiese tiempo.
-¡Pero era un hijo de puta!
-Ya te dije, no me quería.
-Bueno, mi amor -la abrazo-. Vamos a ir a comprar ese biombo con todo el tiempo del mundo. Con todo el tiempo que permita un fin de semana.
-Un fin de semana para nosotros solos, Pipu…
Ella entorna los ojos. Conozco el gesto. Sonrío, la beso y la mano se pierde entre las cachas de su culo.

-Estaba pensando -dice Sonia 04.
La miro.
-No quiero volver manejando un domingo. Vayamos sábado, domingo y lunes.
-Yo había pensado que el viernes podía salir temprano del trabajo, tipo mediodía, y vos me pasabas a buscar y de ahí nos íbamos.
-Yo los viernes atiendo, Pipu.
-Y los lunes no.
-No, los lunes no, por eso.
-O sea que nos no dejarías de atender pacientes pero yo tendría que faltar al trabajo, inventarme alguna enfermedad.
-Claro.
Me quedo en silencio. Puedo lanzarle cientos de indirectas en relación a su forma de imponerse, pero ella no las percibe. Y no las percibirá hasta que sea demasiado tarde.

Comenzamos a mirar cabañas en internet. De repente, escucho:
-Tiene que ser rústica.
-¿Rústica?
-Rústica.
-Pero mirá esta, que es muy linda…
-No me gusta. Si voy, quiero que me guste.

Hay un dato que no di hasta ahora, porque no venía al caso: Sonia 04 gana el triple que yo. Ahora sí viene al caso.

-Esta es rústica.
-Sí, Pipu, esa sí.
Miro el precio por día.
-¿Y no te gusta la otra que vimos?
-No, esa no. Esta, rústica.

Escucho, de repente:
-Ah, tienen que estar apartadas una de la otra. Aisladas.
De un listado de alrededor de 70 cabañas, 10 se ajustaban a la descripción de “rústico”. Que sumen la virtud del aislamiento en un lugar como Mar de las Pampas donde están construyendo cabañas hasta en las copas de los árboles, hay sólo tres.
Miro los precios.
-¿Y no te gusta la otra que vimos al principio?
-Dale, Pipu…
-Bueno, dejámelo pensar. Pero… ¿No podremos ir viernes, sábado y domingo?
-No: sábado, domingo y lunes.
-Bueno, pero… Yo había pensado en Tandil, o San Pedro.
-Mar de las Pampas.
Estoy por mandarla a la mierda, pero recuerdo que es la primera vez que ella propone algo para que estemos solos, tres días solos y relajados en un lugar que desconozco pero que a ella le gusta. Y, para mí, ahora, eso es suficiente como para que guarde silencio.

Anuncios

Responses

  1. No sé si llegaron a ir, pero una posibilidad era aprovechar para enterrarla en la arena.
    De lo que contás, es una de las mujeres más insoportables que conocí.
    Te lo pregunto una vez más: ¿cómo hiciste para aguantar?

  2. Satán,

    sí, llegamos a ir.
    y no, no sé cómo hice para aguantar.

  3. Nada, que pasé y leí.

  4. No no no y no.
    Me niego rotundamente a emprender un viaje de esas características a un lugar que ya ha sido visitado por otro Sonio con los mismos fines (mas allá del resultado).
    Elemental, en mi humilde opinión tendrías que haber pataleado.

  5. Antisonia,

    te anoto presente, entonces. Igual, media falta.

    Soledad,

    pataleé, pero si debíamos obviar lugares a los que Sonia 04 hubiese ido con algún hombre con los mismos fines, nos hubiésemos quedado en casa.

  6. Te estoy leyendo hace tres días, esto es como una droga…y me veo tan identificada con lo que escribis que mete miedo y tambien da felicidad “hay hombres que sufren!!”…qué mierda ser el que menos quiere en una relación. En fin…sigo leyendo y mañana que labure otro por mi! jaja.

    Ah! un gusto.

  7. Después de leer esto necesito cometer una atentado contra Sonia04 aunque para ti haya pasado al olvido (supongo…si vas por la 14)

  8. jajaja yo pensé lo mismo q srtamowgly!!

    yo tb veo q vas por la 14 pero empecé a leer hace dos dias dde el comienzo…son las 2 d la mañana y estoy aca desde las 11 d la noche jajaja

    encima por lo viejo del post seguro q no lees el comentario…

    pobre S.04, q feo ser así no? y vos querido…masoquista es poco!!

    saludos me voy a dormirrr

  9. Debe ser que tengo la digestión superlenta, cada vez que esta mina abre la boca se me revuelve el estómago, pero no puedo para de leer.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: