Posteado por: Diego Grillo Trubba | 5 marzo, 2007

Sonia 04: La palabra tan temida

Sábado trasnoche. Luego de la cena, vamos a mi casa. Le digo que le haré café con Bayley´s y le entregaré los regalos que traje de San Juan. Entramos, pongo a hervir el agua, y a medida que saco las bolsas con colaciones, aceitunas, etc, Sonia 04 dice:
-No deberías ponerte en gastos.
Me suena a comentario de abuela, pero bueno, es lo que hay. Un “gracias” habría estado bien. Luego de que abrió las bolsas, siento que falta algo. Voy hasta la biblioteca, tomo uno de los ejemplares de mi novela y se lo tiendo. Ella sonríe maravillada. Toma el libro, lo hojea, por un instante temo que me diga “no deberías ponerte en gastos”, pero al alzar la mirada me dice:
-¿Me lo firmás?
Escribo: “Para Sonia 04, con la alegría de haber descubierto a una persona maravillosa. Elemental”. Quizás debí poner “te quiero” o “te quiere”, pero no sé si daba. Lee la dedicatoria, le gusta, es evidente, aunque luego me mira y dice:
-No me conocés.
Lo que conozco, me gusta. Pienso. Lo que no me gusta de ella, hoy, me parece nimio, detalles sin importancia.
Me besa, respondo, le pregunto por el café, apago el fuego de la hornalla, vamos al dormitorio.
Luego, desnudos, la miro y digo:
-Te quiero.
Y ella responde:
-No me conocés.

Anuncios

Responses

  1. Esta mujer, tiene taaaaaaantos problemas…

    No digo que el resto no, pero vamos!

  2. Clara,

    y hasta ahora no viste nada.

    mi temor, ante tu condición de postulante, es… ¿qué quisiste decir con “no digo que el resto no”?

  3. Te quiero????? Regalos??? Y esas expresiones de carinio luego de haberla visto con gorrito azul y escuchado sus anecdotas amorosas??? En una sola cosa concuerdo con Sonia 04: no la conocias (como puede ser que entonces sintieras que la querias?)

  4. Anónimo,

    a ver, contesto bien en serio, por primera vez. Va por partes. La verdad, lo del gorrito azul no es tan relevante: gracias a Dios, no volvió a utilizarlo. Lo de las anécdotas amorosas, sí lo es.
    lo de traer regalos, bueno, la cosa venía encaminada para noviazgo, y me gusta hacer regalos, esas cosas. Vamos a lo importante: el “te quiero”.
    si fuera un falso y me hiciera el duro, te diría que son cosas que se dicen después de cojer (o durante). No, en este caso. La verdad, lo sentía. Y, la verdad, no la conocía. ¿Por qué la quería? Mierda, es una de las cosas que intento responder al postear todo. Además, ¿cuántas personas pueden decir por qué quieren a alguien?
    igual, te aclaro algo: lo que yo cuento pone en primer plano lo que permanecía en segundo (en especial para mi atención en ese momento). Es como si en las relaciones uno (yo, en este caso) sufriese de astigmatismo, no pudiese detectar ciertas luces rojas que se encienden.
    pero bueno, es algo que intentaré ir profundizando a medida que progresen los blogs.
    abrazo

  5. ¿y? ¿cómo sigue?

  6. Antisonia,

    poné actualizar en tu navegador, que ya siguió…

  7. Tiene razón,no la conoces para quererla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: