Posteado por: Diego Grillo Trubba | 16 septiembre, 2006

Culpa, bonita culpa

Camino. No tiene sentido tomar taxi. Camino, y pienso. En algún lado tiene que estar la Sonia 03 con la que nos divertíamos por teléfono, o por chat. En algún lado que no fue esta noche, por cierto.

A cada paso, la culpa se acrecienta. Ella me avisó -de hecho, cuando le dije que me sentía incómodo, dijo: yo te avisé-, el problema es que yo no le creí. El problema es que soy tan horrible como para haber generado eso en ella, porque la fealdad hace esas cosas, genera cosas feas. No, tengo que parar de enroscarme. Pero ella se fue. ¿Estaba llorando? Bueno, se fue, pero no sé si estaba llorando. Quizás le arruiné la noche. Quizás le arruiné la vida.

Mientras camino, tomo el celular. La llamo. Atiende.
-Quería pedirte disculpas -digo.
-Está todo bien -dice, como si nada hubiese pasado.
-Bueno, quería saber si estabas bien.
-Está todo bien -repite, y ahí me doy cuenta de que no es como si nada hubiese pasado.
-Te juro que yo no soy así.
-Y yo tampoco así.
¿Cómo que no? ¿No me dijo que me lo había advertido, que era así? ¿En qué quedamos?
Hablamos poco más, luego corta.

Camino. Como dije: a cada paso, más culpa.

Anuncios

Responses

  1. Qué cosa más rara. Pero debe ser porque me lo estoy imaginando como si fueran citas hechas sin Internet mediante.

  2. Tuve citas malas, pero nunca una semejante!

  3. Que raro…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: